Muchos detalles de la boda pueden llevar tu sello personal, os pongo ejemplos:
Invitaciones
Van destinadas a distintas personas, edades y estilos. Inicialmente me gustaba la idea de hacerlo con un papel de mucho gramaje, texturado, incluso con un efecto reciclado o envejecido y para el cierre un cordel. Incluso introducir en unas ramitas secas de lavanda o romero, pero… la realidad es muy distinta. Estas manualidades te desbordan con 250/300 invitados, por no hablar de la escasez de material en imprentas y las dudas de tus familiares ante ideas tan bucólicas. 
Mi consejo: sencillas, fáciles y elegantes (no es una fiesta de cumpleaños).

Por si os sirve de ayuda, nosotros elegimos un sobre con solapa a pico en papel verjurado blanco natural, a juego el díptico con nuestras iniciales en relieve para la portada. Las tarjetitas informativas en cartulina verjurada de un gramaje superior y también blancas a juego con todo.
La fuente me la descargué de “Dafont” y se llama “Ariston”. Es clásica, ligeramente cursiva y muy poética.

Regalo para los invitados

En muchas ocasiones salimos de las bodas como si fuesen tómbolas, cargados con mil cachivaches que por supuesto no te entran en un bolso liliputiense. Me da pena decir esto porque sé que los novios y/o padrinos se esfuerzan por elegir un detalle bonito y que encaje a todo el mundo, pero es prácticamente imposible.
Desde que leí hace un par de años en Telva Novias la posibilidad de donar todo ese dinero a organizaciones benéficas, me quedé con la idea y este es el resultado.

Tarjetas solidarias en cartulina verjurada blanca y sobres kraft. 
Para el cierre encargamos chapas con 6 modelos distintos 
y se colocaron de forma variada para cada comensal.

Bolsas de gominolas
Más de lo mismo. Me encanta el papel Kraft, así que compramos rollos de varios metros e hicimos las bolsas una a una. Me pareció más original que el típico cucurucho de plástico.

Farolillos

Estamos en el boom del RECICLAJE y lo VINTAGE, así que manos a la obra! 
Reuní botes de vidrio y compré alambre, 10 metros de puntilla, cordel beige, velas y sal gorda para evitar que la cera manchase la base.

En cuanto tenga las fotos de Manuel Castaño os podré enseñar como lucieron en el jardín 😉

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.